Presentaron un proyecto de ley

Promueven que las empresas protejan la lactancia materna

La norma se aplicaría a los centros de trabajo con 20 o más empleadas en edad fértil

Las madres trabajadoras reivindican su espacio dentro de las empresas. Exigen que los centros de trabajo reserven por ley para las empleadas en período de lactancia una sala donde extraer y guardar en refrigeración la leche. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda mantener al menos dos años el amamantamiento, pero pocas argentinas lo logran, por la dificultad que representa compaginar la vida laboral y familiar.

Para muchas trabajadoras, es una quimera amamantar a sus hijos recién nacidos con los dos descansos de media hora que reconoce la ley vigente.

“En una ciudad del tamaño de Buenos Aires, sólo es posible si se trabaja cerca de la casa o si la dependencia laboral cuenta con guardería”, critica la diputada de Pro, Victoria Morales, impulsora de un proyecto de ley que obligaría a las empresas porteñas a destinar una habitación al uso de lactario en sus centros de trabajo con 20 o más empleadas en edad fértil.

Protección universal

Ginecólogos y pediatras llevan años subrayando los innumerables beneficios que la lactancia prolongada -hasta los seis meses de modo exclusivo y hasta los dos años como complemento- representa para la salud del hijo y de la madre.

El riesgo de contraer ciertas enfermedades como asma, alergias o meningitis disminuye por los anticuerpos que la leche materna aporta al bebe, y la salud de madre e hijo se beneficia con mayor protección contra ciertos cánceres.

Hasta ahora, pocas empresas o administraciones han tomado la iniciativa de instalar un lactario en sus sedes.

“Se pide algo tan sencillo como un sillón, una bomba de extracción, una heladera y un lavabo para garantizar la higiene, en un espacio menor que el necesario para estacionar un auto”, explica la pediatra María Luisa Ageitos, quien apela a los réditos que obtendrían las empresas para que abandonaran su cicatería: “Las trabajadoras y sus hijos estarán más sanos y, por lo tanto, habrá menos ausentismo por enfermedad”.

Por un mecanismo biológico, la madre deja de producir leche si desatiende la extracción en su horario de trabajo, una necesidad sentida cada dos o tres horas.

No disponer de una heladera donde guardar la leche o la falta de privacidad acaba desincentivando a las madres trabajadoras, que acortan el período de lactancia. María Freyche, empleada de Deloitte, de 36 años y madre de dos hijos, ejemplifica estas dificultades. “Con mi primer hijo, sólo mantuve la lactancia durante un año, pero cuando tuve al segundo la empresa había instalado un lactario y lo prolongué hasta casi los dos años.”

Amamantamiento ubicuo

Los países desarrollados han comenzado a legislar en favor del derecho a dar de mamar en cualquier lugar. Así lo han hecho algunos estados de EE.UU., país donde ya es posible encontrar lactarios en los hipermercados.

La reivindicación de lactarios en las empresas es una consecuencia de la masiva incorporación de la mujer al mercado de trabajo, pero en los años 70, cuando ese proceso estaba aún en ciernes, Fábrica de Alpargatas S.A., radicada en Buenos Aires, fue pionera en aplicar una política de lactancia para sus más de 1000 empleadas.

La empresa contaba con un jardín de infantes y las madres interrumpían su actividad dos veces por jornada para amamantar a sus bebes.

Jorge Vinacur, hoy vicepresidente de la Sociedad de Obstetricia y Ginecología de Buenos Aires, participó en aquel proyecto como médico del centro: “La experiencia fue un éxito. Al no separar a la madre de sus hijos, su satisfacción era mucho mayor; se redujo el absentismo y mejoró la productividad”.

Fernando Peinado

Beneficios de la lactancia materna

  • La leche materna proporciona al bebe las cantidades ideales de proteínas, azúcares, grasa y vitaminas que necesita para desarrollarse. Los bebes amamantados tienen menos riesgo de padecer infecciones (otitis, neumonía, bronquiolitis, meningitis, vómitos y diarrea, entre otras) y de sufrir muerte súbita. La leche materna también puede favorecer el desarrollo cognitivo. A su vez, el amamantamiento ayuda a reducir la hemorragia después del parto. Las madres lactantes queman más

Link:

Promueven que las empresas protejan la lactancia materna
La norma se aplicaría a los centros de trabajo con 20 o más empleadas en edad fértil

Link corto: http://www.lanacion.com.ar/1041016